Emancipación, Formación, Apoyo a los emprendedores y Empleo

Es sin duda, una de las prioritarias líneas estratégicas del Plan Integral de Juventud, y por ello es la primera, al comprender las actuaciones hacia objetivos primarios en nuestra sociedad.

Con las medidas incluidas en dicha línea estratégica se pretende la consecución del objetivo de la emancipación, ocupando un lugar preferente la ayuda al acceso de una vivienda, fórmulas como la hipoteca joven, el apoyo al alquiler, la construcción de viviendas, la creación de una bolsa de viviendas, y un programa de orientación y asesoramiento a jóvenes en materia de vivienda, entre otras. También se pretende mejorar los canales de comunicación en materia de vivienda (mediante la elaboración de guías), y las ayudas de la administración (rehabilitación de viviendas, agilización y simplificación de la tramitación de licencias urbanísticas, creación de un registro de demandantes de vivienda y potenciación del uso de la Residencia de Estudiantes y Deportistas).

Dentro de ésta línea estratégica se potenciará la formación para jóvenes, ya que para la Ciudad Autónoma de Melilla es una cuestión imprescindible, y por ello se seguirán coordinando con la Administración general del Estado o las Universidades, el impulso de una formación reglada y accesible. Por ello, se incluyen en el Plan Integral de Juventud una vasta y ambiciosa vertiente formativa, en la que se conjugan acciones desde el nivel más básico (alfabetización), hasta los más avanzados (estudios universitarios), sin dejar de incidir en la formación profesional de distinto nivel y ámbito (para jóvenes empresarios, talleres de empleo, nuevas tecnologías,..), y con una máxima explotación del campo de los nuevos yacimientos de empleo (Fomento de la artesanía, guías turísticos, Escuela de Ocio y Tiempo Libre,..). Mención aparte merecen dos proyectos, uno de comprobada eficacia, la Escuela de Hostelería, y otro de inmediata instauración con aspiraciones máximas, el Centro Tecnológico.

Pero tanta iniciativa en formación, no hace descuidar, sino todo lo contrario, las acciones en educación, el apoyo a menores va desde Red de Escuelas Infantiles a la Red de Ludotecas de la Ciudad Autónoma de Melilla, pasando por las becas desde la educación obligatoria hasta la universitaria, en consonancia con el objetivo de potenciar a Melilla como ciudad universitaria, mediante un aumento de la oferta educativa a este nivel. En esta otra vertiente de la cuestión, también deben acometerse acciones de desarrollo profesional y nivel académico (prácticas becadas para jóvenes universitarios, ayudas para la realización del Doctorado, Ayudas en las becas Erasmus,…), sin olvidar la adecuada preparación de nuestros jóvenes en el ya imparable multilingüismo del mercado del trabajo, mediante la formación en lenguas modernas para jóvenes melillenses.

La lucha contra el desempleo en los jóvenes, se centra especialmente en el Plan Integral de Juventud en dos apartados, de un lado la promoción de la capacidad emprendedora de los jóvenes, y de otro el apoyo al empleo joven. La capacidad emprendedora pasa por la información, asesoramiento y orientación de nuestro jóvenes (guías y medios estructurales), así como la incentivación y ayuda económica de sus proyectos (premios, microcréditos, centro de empresas,..); en ello la Agencia de Desarrollo Local y PROMESA tendrá un importante papel, sobre todo en la detección de los nuevos yacimientos de empleo. La promoción de empleo joven seguirá vías más tradicionales como los planes de empleo, las ferias de empleo joven o la ayuda al autoempleo, sin descartar formas mixtas de formación y empleo.

Las actuaciones de la Línea Estratégica 1: Emancipación, formación, apoyo a los emprendedores y empleo se fundamentan en las aportaciones efectuadas por las entidades juveniles en sus propuestas, en los compromisos de los diferentes departamentos de la administración, y sobre todo la propia opinión de los jóvenes en el estudio realizado por la Ciudad Autónoma de Melilla.

Así, las actuaciones relacionadas con las viviendas se justifican en la importancia de éstas para los jóvenes, que se observa en que el 68,03% de los encuestados lo valoran por encima del 8 (Teniendo en cuenta que: 0 no tiene ninguna importancia y 10, es muy importante). A ello hay que añadir que el 19,68% de los encuestados viven con sus parejas, amigos o solos, frente a un 80,32 que viven con su familia; y el 60,33% le gustaría vivir solo.

En cuanto a las medidas incluidas en materia de formación en el Plan Integral de Juventud, el 42,11% de los jóvenes encuestados indican que participarían bastante o mucho en actividades relacionadas con la formación y el empleo, que se incrementan al 54,90% en formación en nuevas tecnologías, lo que potencia el proyecto del “Centro Tecnológico”, tanto en su vertiente formativa, como de impulso del empleo y lo emprendedores en dicho campo.

La educación también se incluye en el Plan, ya que el 50,50% de los jóvenes encuestados participarían bastante o mucho en actividades relacionadas con la educación.

Las actuaciones relacionadas con el empleo y los emprendedores son de gran importancia para los jóvenes, ya que el 77,80% de los jóvenes encuestados valoran por encima del 8 (Teniendo en cuenta que: 0 no tiene ninguna importancia y 10, es muy importante) el tema del empleo. El tema del paro también es importante para los jóvenes, ya que por encima de una valoración de 8 se alcanza el 72,19%.

Objetivo 1.1. Impulso de la emancipación a través del acceso a una vivienda.

Objetivo 1.2. Impulso de formación para jóvenes.

Objetivo 1.3. Educación como mecanismo vertebrador de la juventud.

Objetivo 1.4. Potenciación de la capacidad emprendedora de los jóvenes.

Objetivo 1.5. Promoción del empleo joven.