Marco Normativo

En la Constitución Española de 1978 se encuentra el valor fundamental que tienen los jóvenes para la sociedad, al afirmar en su artículo 48 que “los poderes públicos promoverán las condiciones de participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural”, dicho precepto se fundamenta en el principio fundamental establecido en el apartado 2 del artículo 9 del mismo texto magno al encomendar: “a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas; y remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.

Al amparo de lo citados mandatos constitucionales se procede a la Elaborado del presente Plan Integral destinado a los jóvenes melillenses, que nace como un mecanismo para facilitar el desarrollo en todas las facetas de la vida, integrando en un solo documento las medidas que desde esta administración se pretenden desarrollar para dicho colectivo fundamental.

Por su parte, la Ley Orgánica 2/1995, de 13 de marzo que aprueba el Estatuto de Autonomía de Melilla, al amparo de lo dispuesto en el texto constitucional, establece en el apartado 2 de su artículo 5 que: “Las instituciones de la ciudad de Melilla, dentro del marco de sus competencias, ejercerán sus poderes con los siguientes objetivos básicos:

a. La mejora de las condiciones de vida, elevación del nivel cultural y de trabajo de todos los melillenses.
b. Promover las condiciones adecuadas para que la libertad y la igualdad de los melillenses sean reales y efectivas, facilitar la participación de los melillenses en la vida política, económica, cultural y social de Melilla.
c. Adoptar las medidas que promuevan la inversión y fomenten el progreso económico y social de Melilla, facilitando el empleo y la mejora de las condiciones de trabajo.
d. La superación de las condiciones económicas, sociales y culturales que determinan el desarraigo de colectivos de población melillense.
e. El fomento de la calidad de vida, mediante la protección de la naturaleza y del medio ambiente, el desarrollo de los equipamientos sociales y el acceso de todas las capas de la población a los bienes de la cultura.
f. La protección y realce del paisaje y del patrimonio histórico-artístico de Melilla.
g. La realización de un eficaz sistema de comunicaciones que potencie los intercambios humanos, culturales y económicos.
h. La promoción y estímulo de los valores de comprensión, respeto y aprecio de la pluralidad cultural y lingüística de la población meli-llense.”
i. Esos principios establecidos en el Estatuto de Autonomía de Melilla adquieren una dimensión fundamental entre los jóvenes melillenses, por lo que, a través del presente Plan Integral, las instituciones deben realizar los esfuerzos necesarios para que los mismos sean una realidad entre las personas que van a ser el futuro de nuestra ciudad.

También en el Estatuto de Autonomía de Melilla se establece como competencias de la Ciudad Autónoma, en su artículo 21, entre otras, la promoción y fomento de la cultura en todas sus manifestaciones y expresiones, la del deporte y de la adecuada utilización del ocio, así como la sanidad e higiene; todas ellas materias de especial interés para la juventud, de ahí que aparezcan constantemente ligadas estas materias en la gestión de esta administración.

La Ley 7/1985, de 2 de abril de Bases del Régimen Local, otorga a los municipios y entes locales protagonismo, al ser la administración pública más cercana a los ciudadanos, pudiendo establecer programas y servicios que mejoren la calidad de la población de su territorio, entre los que debe incluirse a la juventud; y así debe entenderse, cuando dentro de nuestro ámbito competencial del Estatuto de Autonomía se remite al carácter municipal de muchas de las competencias que se deben cumplir desde esta administración.

El Libro Blanco de la Comisión Europea, de 21 de noviembre de 2001, cuyo objetivo principal es proponer un nuevo marco de cooperación entre los diferentes actores del ámbito de la juventud, a fin de involucrar mejor a los jóvenes en las decisiones que les afecten; en él se establecen catorce puntos, con los que pretenden conseguir una serie de prioridades: participación, información, actividades de voluntariado de la juventud, y mayor entendimiento y conocimiento de la juventud.

El Decreto de Distribución de Competencias aprobado por el Consejo de Gobierno en sesión ordinaria del 26 agosto de 2011 (BOME número extraordinario número 20 de 26 de agosto de 2011) establece entre las competencias de la Consejería de Fomento, Juventud y Deportes, en el apartado H, bajo el epígrafe: “En materia de desarrollo político, económico, social, cultural y deportivo de la juventud”, le confiere las siguientes atribuciones:

1) Planificación y Gestión de las instalaciones juveniles.
2) Fomento del asociacionismo juvenil.
3) Concesión de subvenciones a las Asociaciones juveniles de ámbito autonómico.
4) Elaborado y ejecución de Planes y programas de desarrollo e integración de la juventud.
5) Coordinación de las distintas actuaciones destinadas a la Juventud desarrolladas por la Ciudad Autónoma de Melilla.

La Carta de Derechos de los Ciudadanos de la Ciudad Autónoma de Melilla aprobada por el Consejo de Gobierno en sesión de 01 de junio de 2009, y publicada en el BOME número 4.618 de 19 de junio de 2009, establece entre otros, los derechos de recibir una atención e información adecuada, y a que ésta sea una Administración comprensible, participativa y responsable con el ciudadano, y con la posibilidad de usar las nuevas herramientas tecnológicas en sus relaciones con la Administración, derechos que son asumidos por el Plan Integral de Juventud.

Toda la normativa señalada sirve de marco jurídico para la Elaborado de un Plan Integral de Juventud por parte de la Ciudad Autónoma de Melilla.

Y de acuerdo con la normativa señalada el órgano competente para impulsar la realización del Plan es la Consejería de Fomento, Juventud y Deportes, al amparo de lo dispuesto en el Acuerdo del Consejo de Gobierno de Distribución de Competencias de 26 de agosto de 2011, que le atribuye las competencias en materia de desarrollo político, económico, social, cultural y deportivo de la juventud, la coordinación de las distintas actuaciones destinadas a la Juventud desarrolladas por la Ciudad Autónoma de Melilla, así como la Elaborado de programas de desarrollo e integración de la juventud.

En cuanto a la aprobación del Plan Integral de Juventud le corresponde al Consejo de Gobierno al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de Gobierno y Administración de la Ciudad Autónoma de Melilla.